Sika_banner_Prontuario_2_1000x80.gif
redfundamentos.com

ARQUITECTURA Y UNIVERSIDAD. SINERGIAS EN IBEROAMÉRICA

redfundamentos reúne espacios vinculados al mundo de la arquitectura y la universidad en España e Iberoamérica · redfundamentos.com

Publicación asociada a las Escuelas de Arquitectura de España e Iberoamérica · ritafundamentos.com

Buscador de cursos, masters y formación de posgrado en España e Iberoamérica · cursosfundamentos.com

Selección de obras y noticias · blogfundamentos.com

Arquitectos y estudiantes debaten sobre temas académicos y profesionales · forofundamentos.com · PROXIMA APERTURA

Base de datos sobre autores, textos publicados e inéditos y tesis doctorales · archivofundamentos.com · PROXIMA APERTURA

6/25/2020

El Camarote

6/18/2020

La Linda bakery Carrasco

6/11/2020

Casa Cinco

6/4/2020

Edificio Ferrocarril 4Bis

5/28/2020

Centro interpretativo Vale do Tua

5/21/2020

Edificio CRIBA

5/14/2020

Casa Palmas

5/7/2020

Casas Gemelas

4/30/2020

Entre Pinos

4/23/2020

Casa Tanda

3/26/2020

Dos casas de corcho

3/19/2020

Taller Amairis | Taller de costura comunitario

3/6/2020

Casa Culunco

12/19/2019

Clínica Médica

12/12/2019

SESC 24 de Maio

12/5/2019

Refuncionalización ex-molino Marconetti

10/24/2019

Casa de las camas en el aire

6/27/2019

Casa entre bloques, en Babahoyo

6/20/2019

Acervo da Laje, vivienda en Brasil

5/23/2019

Renovación de una antigua fábrica cerámica

4/11/2019

Museo de las Colecciones Reales. Mansilla+Tuñón arquitectos

2/7/2019

La Potocine

1/31/2019

Parque educativo “Saberes Ancestrales”

1/24/2019

Parque de las canteras en Oaxaca

11/21/2018

Centro de Arte Contemporáneo Sant Julià de Ramis

10/24/2018

Rehabilitación de dos curtidurías

3/22/2018

Municipalidad de Nancagua

3/8/2018

La Casa Gallinero

9/12/2017

La casa roja

6/22/2017

Proyecto Módulo Niño-costero

6/8/2017

Restauración Galerías Subterráneas del Pósito Real de Carlos IV en Porcuna (Jaén)

7/28/2016

Estudio Iturbide, México

5/25/2015

Casa Convento en Chone, Ecuador

12/17/2014

Escuela en Chuquibambilla, Perú

11/24/2014

El Lugar de la Memoria

11/10/2014

Casa Hastings en Lima, Perú

10/14/2014

Real Club Náutico de San Sebastián

9/26/2014

Intervención en el Teatro Municipal de Lima

7/31/2014

Gabinete de Arquitectura

4/29/2014

Jardín de infancia en Pratdip

OBRAS

2/7/2019

La Potocine

La Potocine (2016) es un proyecto de autoconstrucción y autogestión cultural de la primera sala de cine no comercial y de gestión colectiva de Ciudad Bolívar, Bogotá, Colombia.El contextoPotosí es un barrio situado en el borde urbano-rural de la localidad Ciudad Bolívar en Bogotá (Colombia). Se trata de un contexto golpeado por el desplazamiento forzado, la delincuencia, la exclusión e inequidad social y territorial. Tiene un déficit alarmante de espacios públicos y comunitarios, aunque cuenta con sofisticados mecanismos de organización comunitaria y barrial, herencia de las dinámicas de autoconstrucción barrial de los años 80, y de organizaciones comunitarias de base.En 1984 se funda el Instituto Cerros del Sur –que hará la cesión del lote para la construcción de la Potocine-, como iniciativa comunitaria de educación popular, conformándose como un nodo de espacio público y cultural en el territorio. En este lugar confluyen múltiples proyectos de activismo social, cultural y medioambiental. Entre ellos se encuentra la principal contraparte del proyecto: el colectivo “Ojo al Sancocho”, que desarrolla su escuela y festival de cine comunitario en el barrio Potosí, como mecanismo de formación y des-estigmatización territorial, desde hace 10 años.La propuesta y el desarrolloLa propuesta parte de la necesidad de una sala de cine no comercial en Ciudad Bolívar: un referente simbólico de la reivindicación de derechos culturales en las periferias urbanas segregadas. El proceso de autoconstrucción permite explorar dinámicas organizativas, colectivas e intercambios de saberes entre los participantes, con un fuerte énfasis en el proceso audiovisual y la lectura de múltiples componentes territoriales.El diseño del espacio está condicionado por muchos de los limitantes de un proceso que no tiene apoyos institucionales de envergadura, pero también por las múltiples herramientas sociales, técnicas y organizativas con las que si contábamos. El predio que cede el Instituto está conformado por dos bases de hormigón en la que se situaban, al origen, dos casetas prefabricadas que habían formado parte del origen de la institución. Se decide conservar la superior, de 65m2, que programáticamente incluirá el acceso principal, la sala de talleres, sala de producción audiovisual y de sonido; interviniendo solo con divisiones, pintura e iluminación. Conectada con este acceso, pero en la parte inferior se construirá la caja negra: La Sala Potocine, de 75m2. El desnivel existente entre las dos bases, de 2,4 metros, en relación con la longitud del predio disponible, permite la pendiente adecuada para la incorporación de las gradas.Se diseñó la estructura principal en guadua (bambú Colombiano), por la experiencia constructiva que tenemos, la economía y facilidad de manejo en proceso de autoconstrucción. La caja negra se consigue a través de un revestimiento interior de teja termoacústica, garantizando detalles para la ventilación sin comprometer el aislamiento lumínico.El contraste entre la estructura de guadua (cálida, artesanal y tradicional) y la estructura secundaria en perfilería tipo drywall (estandarizada y universal) pone en valor el contenedor que alberga la caja negra, como elemento central de la arquitectura.Finalmente, una piel translúcida de policarbonato alveolar nos permite impermeabilizar el espacio, incluir iluminación en el área de la doble fachada –convirtiéndolo en un foco en la noche- y dejar los detalles estructurales como protagonistas de la fachada.La estructura de los sillones de la sala de cine se construyen con la prolongación de la estructura de las cerchas que definen la grada y con textiles que, cosidos por varias mujeres del barrio, conforman un sistema de cómodas, económicas y versátiles “sillas playeras”.El proceso de autoconstrucción, desarrollado los fines de semana durante 5 meses consecutivos, se diseñó para poder preensamblar la máxima cantidad de piezas (especialmente las cerchas de cubierta y de la grada), permitiendo conformar varios núcleos de trabajo al tiempo, adaptados a varios perfiles de participantes.La sala funciona desde octubre de 2016, albergando una programación de cine permanente, siendo “sede comunitaria” de festivales de cine internacionales en la ciudad, y como espacio de encuentros barriales y de apoyo a las actividades del Instituto.FinanciaciónEl proyecto se hace posible a través de una estrategia dialogada con el equipo curatorial de la exposición “Fear and love: reactions to a complex World” en la que se exhibió el proceso entre 2016 y 2017 en el Desing Museum of London. Además, se contó con el programa de concertación cultural del Ministerio de Cultura Colombiano y la Consejería Cultural de la Embajada de España en Colombia.

+ Info

1/31/2019

Parque educativo “Saberes Ancestrales”

Vigía del Fuerte es un municipio de Antioquia, Colombia, ubicado a las orillas de rio Atrato en la frontera con el departamento del Choco. Es un municipio donde llueve todos los días, no existen vías de transporte ni se puede llegar por tierra, no tiene servicios públicos de luz ni agua, y está localizado en medio de la selva húmeda tropical... lo que nos obligó a pensar de manera diferente el problema y abordarlo bajo una metodología totalmente particular. Este municipio fue seleccionado por la Gobernación de Antioquia, en el año de 2013 para albergar uno de los primeros 40 parques educativos que se construirían en el departamento. Y por su complejidad en el territorio, su diseño fue encargado a la Secretaria de Infraestructura Física de la Gobernación.Vigía del Fuerte está configurado tanto por la selva húmeda como por el río Atrato, el cual en la época de lluvias anual abandona su cauce. Esto sucede una vez al año inundando al municipio, lo que ha llevado a los pobladores a construir sus casas de forma palafítica, elevándose un metro sobre el nivel del suelo para disminuir el impacto de la inundación en sus hogares. Lo palafítico es el elemento fundamental de los componentes que definen la arquitectura histórica del lugar: fachadas que permiten la circulación del viento, cubiertas de elevadas pendientes y grandes aleros, y materiales ligeros que no obliguen a un suelo de muy poca capacidad a cargar grandes pesos.El parque educativo retoma estos elementos típicos, reinterpretándolos y potenciándolos. Es un proyecto que se formaliza a través de la suma de dos de las casas típicas de Vigía del Fuerte dispuestas una al lado de la otra, y que se elevan 2.5 metros del suelo. Las fachadas del parque son celosías que permiten el cruce continuo de vientos manteniendo frescos los espacios interiores. Las cubiertas permiten recolectar y tratar el agua lluvia para garantizar el consumo interno, grandes aleros protegen los espacios de la lluvia y del sol. Los materiales seleccionados son de mínimo mantenimiento, cerramientos en madera inmunizada, losa y palafitos en concreto pulido tratados para soportar las continuas inundaciones, estructura superior en acero corten que soporta sin deteriorarse las exigentes condiciones climáticas del municipio.Las dos casas que conforman el edificio se desplazan ligeramente en planta, marcando con este movimiento los accesos del parque educativo. En el costado oriental, orientado hacia el Atrato, está una gran rampa, a la vez acceso y gradería hacia “La plaza de sombras”, la cual es parte integral del proyecto y en la que conviven el esparcimiento pasivo bajo grandes pérgolas con espacios deportivos.En el costado occidental una pequeña gradería desciende hasta el nivel de las calles elevadas del municipio en un acceso más doméstico. El centro de las dos casas se vacía para generar el “patio del sabedor” (1), un espacio público cubierto, que protege tanto de las lluvias como del fuerte sol y que es una sola cubierta bajo la cual pueden estar juntos todos los habitantes de Vigía del Fuerte. La “plaza de sombras” y el patio del sabedor serán las primeras plazas con las que contará el municipio, la primera a cielo abierto y la segunda bajo techo, lugares de encuentro y discusión de la comunidad.(1) El “Sabedor” es un personaje tradicional en Vigía del Fuerte, usualmente alguien de mayor edad y gran experiencia que guarda el conocimiento y aconseja la comunidad.

+ Info

1/24/2019

Parque de las canteras en Oaxaca

La arquitectura propone conceptos para satisfacer una función. Cada proyecto tiene su argumento; tiene su historia principal y otras secundarias entrelazadas que alimentan a la principal.Cada proyecto nace de la pregunta al lugar y éste, el de Oaxaca y Santa Lucía del Camino, nos marcará unas directrices muy claras. Recuperar la personalidad de la cantera, que lo hace singular y único, fue el reto y la dificultad principal del proyecto.Este proyecto sienta un precedente y genera un nuevo foco de atracción en el urbanismo de Oaxaca concentrando la historia y su análisis, la cultura y su difusión, el negocio y las relaciones comerciales, la artesanía, el ocio y el deporte.El recorrido es el hilo conductor que como una cinta de Moebius enlaza los 13 proyectos de los que está compuesto:Centro de convenciones: Formado por todo lo necesario para la realización de eventos. Y en su cubierta 10.000 m2 de pistas deportivas.Recinto ferial: Constituye el ágora del parque. Bajo cubierta de cristal, protegida de la radiación solar mediante fina capa de grava blanca y transitable mediante pasarelas y rampas conectadas con el parque.Auditorio panorámico: Pequeño auditorio con escenario abierto al agua de las pozas.Colonia artificial: Mirador en terraza que contiene las pluviales en las cisternas.Acceso principal, puerta sur: Puerta representativa y singular del parque.Auditorio al aire libre: Plano inclinado de 3.000 m2que baja el agua a las pozas y que se transforma en un auditorio.Paseo del agua: Desde el escenario al aire libre se inicia el paseo que flota sobre el agua y en rampa suave llega hasta el Archivo.Bosque del deporte: Todos los caminos de tierra filtran y canalizan el agua a las pozas. Ligeras estructuras permiten la cubrición y protección solar a los aparatos de gimnasia.Puente de las pozas: La unión de las dos pozas existentes da como respuesta la conexión de las dos orillas.Sanitarios públicos: Abierto a patios.Teatro de la Roca: Las paredes de roca hacen de concha acústica y el escenario queda flotando en la poza.Bosque del quiosco: Centro de gravedad del conjunto.Archivo histórico del Estado de Oaxaca: El Archivo condiciona al parque y viceversa. Lo que realmente permanece es la filosofía de la participación, del recorrido amable que sin saberlo se encuentra tan pronto dentro como fuera, con la sorpresa en la secuencia de los espacios.

+ Info

1/16/2019

Ermita Guadalupe en Colonia Croc

El proyecto consiste en hacer una adición a una ermita existente dedicada a la Virgen de Guadalupe ubicada en las faldas sur del Cerro del Topochico justo arriba de la Colonia Croc en Monterrey, Nuevo León.Esta ermita constaba de una habitación de unos 15 m2 y un pórtico de medidas similares. Se decidió conservar la habitación de adoración ya que estaba en buenas condiciones haciéndole solamente algunas aperturas a los muros para generar mejor iluminación y ventilación para el recinto, mientras que el pórtico y su cubierta de lámina metálica se retiraron para crear espacio para construir el anexo, que daría lugar a pequeñas reuniones y celebraciones de ceremonias religiosas para la comunidad, como presentaciones o misas. Así donde antes la ermita respondía principalmente a actividades personales casi privadas, la nueva ermita se convierte ahora en un pequeño edificio público y comunitario, con la idea de crear infraestructura social para el crecimiento y desarrollo de los vecinos de la colonia.Se propuso un nuevo volumen que aprovechara el largo de la cota de la montaña donde estaba el pórtico, creando un espacio de 14 metros de largo semiabierto hacia el sur, al valle que está entre el Cerro del Topochico y el Cerro de Las Mitras aprovechando la ubicación alta del sitio y la orientación de las vistas hacia el valle. También al mejorar la escala de la ermita, se permite que esta sea vista a la distancia y aunque sea un volumen abstracto en su forma y en el manejo del material utilizado para construirse, también se espera se convierta en un pequeño hito significativo de la colonia. Así, la ermita es un volumen identificable en el pequeño paisaje del terreno del cerro, al que se tiene solamente acceso peatonal por escaleras que también fueron construidas por los vecinos anteriormente. La ermita es un espacio cubierto pero abierto, conservando el carácter del pórtico anterior, pero funcionando también como recinto religioso y mirador.El recinto es construido de madera en formato de barrotes para crear celosías, polines para crear muros y tablas para conformar la cubierta. Esta estructura de madera se ancla a un perímetro de trabes de concreto, que limitan al mismo tiempo el pavimento de grava del recinto. Un pequeño patio, extensión de la estructura del recinto, sirve como pequeño atrio de acceso a la nueva ermita.Para la construcción de esta obra se tuvo una importante participación de los miembros de la comunidad y vecinos alrededor de la Parroquia de San Rafael Arcángel, comandados por el Padre Alberto López. A través de diferentes actividades de recaudación realizadas durante varios meses, la comunidad pudo reunir buena parte de los recursos necesarios para financiar la mano de obra, mientras que los materiales fueron financiados por medio de donativos ya fueran hechos a través de la Parroquia o a través de la Asociación Civil Comunidad Vivex.Una vez que se tuvieron los recursos también la comunidad aportó tiempo y esfuerzo en el momento de la construcción, preparando el sitio y apoyando al equipo de construcción con diferentes tareas. Aunque la construcción fue relativamente rápida debido al sencillo sistema constructivo, el proceso del proyecto tardó poco más de un año, desde el primer acercamiento entre comunidad y arquitectos, entre desarrollo del proyecto, organización de actividades de recaudación, gestión de materiales y construcción. La comunidad será quien dará vida a esta ermita, que rinde homenaje a la patrona de la colonia y a su gente.AgradecimientosAgradecimiento especial a todas aquellas personas que en comunidad aportaron su esfuerzo y tiempo a través de actividades de recaudación o con donativos o mano de obra en apoyo al Padre Alberto López y a la Parroquia de San Rafael Arcángel de Monterrey.Agradecemos a todas las empresas y personas que donaron materiales y recursos a Comunidad Vivex, sin su apoyo este proyecto no habría podido ser posible.

+ Info

11/21/2018

Centro de Arte Contemporáneo Sant Julià de Ramis

El proyecto plantea la restauración del conjunto del castillo de Sant Julià -fortaleza edificada a finales del s.XIX- y la recuperación de su entorno, mediante la creación de un equipamiento destinado a Centro de Arte Contemporáneo y de unos servicios complementarios: talleres para artistas, sala de actos, hotel y restaurante. La fortaleza la forman un conjunto de dependencias construidas con bóvedas y muros de piedra de grueso considerable, la mayoría semienterradas y unidas entre sí por túneles y galerías que discurren por el interior de la montaña.La parte inferior se destina a los espacios del museo, y el hotel se coloca en la cota más elevada, coincidiendo con el llamado "reducto", lugar donde se guardaban los explosivos. Se proyecta en el centro del conjunto, bajo la entrada principal, una gran sala de actos de forma ovalada, de 7,5 m de alto, con bóveda central de hormigón visto. Todos los nuevos edificios incorporan también el hormigón visto como material básico.Al tratarse de una obra combinada de rehabilitación y nueva construcción se ha optado por dos soluciones constructivas básicas. La dominante mantiene el carácter de fortaleza enterrada del castillo existente, con muros semienterrados y cubiertas de tierra vegetal. Esta solución se complementa en determinados sectores del conjunto con edificaciones de cerramientos acristalados, fachadas y cubiertas ligeras con acero corten.

+ Info

10/24/2018

Rehabilitación de dos curtidurías

El proyecto plantea la rehabilitación integral de dos curtidurías situadas en el barrio industrial del Rec (“acequia” en catalán). El barrio crece en forma de huso a lo largo del trazado de la antigua acequia, al sur de la ciudad de Igualada y su configuración responde a un paisaje urbano industrial, formado por fábricas de curtidos de piel, establecidas desde el siglo XIV. El proyecto se enmarca en una operación estratégica de ciudad que quiere aprovechar los activos patrimoniales del barrio con objetivos económicos y turísticos. Su rehabilitación quiere ser un primer paso en la regeneración del barrio, creando un espacio de difusión del curtido que explique esta industria en el siglo XXI, como complemento al vecino museo de la piel, que a su vez se convierta en un espacio de referencia de la piel a nivel europeo para profesionales y diseñadores vinculados a este sector productivo. El edificio no sólo alberga al centro de la piel de calidad, sino que da respuesta a un programa triple, junto con la oficina técnica municipal para la rehabilitación del barrio y en un futuro próximo, con un bar-cafetería. Los tres usos deben funcionar de forma autónoma, sin interferencias.Una intervención de mínimos que debe ser modeloLas curtidurías Bella y Bernadas, de propiedad municipal, son dos ejemplos modestos de la arquitectura del barrio, sin destacado valor patrimonial, pero que representan un ejemplo de la tipología propia de este enclave urbano, con un importante valor desde el punto de vista social y de memoria histórica. Y por todo ello, esta primera intervención pública debe erigirse como una operación modelo para futuras intervenciones. El proyecto parte de la necesidad de poner en marcha el edificio con una limitación presupuestaria exigente, prefijada e invariable: 750.000 euros. Con este presupuesto máximo debía plantearse una intervención con el objeto de poner en uso la mayor parte del edificio.Religar el museo para tejer ciudadLa rehabilitación de las curtidurías no se plantea como la simple rehabilitación de un edificio aislado, desvinculado de su entorno urbano. Su rehabilitación, que desde un punto de vista funcional, completa el Museo de la Piel, desde un punto de vista urbano ayuda a religar los diferentes edificios del Museo comarcal (Cal Boyer y Cal Granotes) y dota la ciudad de un importante polo de atracción. No se quería ni un edificio cerrado ni volcado al patio compartido con Cal Boyer, sino un edificio-puerta, un edificio-cancel, que tanto desde su permeabilidad física como a partir de la disposición del programa, permita y genere un recorrido museográfico que haga participar al propio espacio urbano.Abrirse a la acequia para construir paseoLos edificios de las curtidurías Bella y Bernades se sitúan al pie del Rec. El proyecto plantea a su vez su apertura al Rec y la relación directa con el espacio público adyacente, para que el nuevo equipamiento ejerza de motor en la recuperación de la acequia como eje cívico, como paseo urbano vertebrador del recuperado barrio. Se derriba el muro que encierra el patio, para convertirlo en el elemento clave de la relación del edificio con el espacio libre circundante.Por fuera, dignificar el paisaje urbanoLa rehabilitación del edificio no se entiende desde un punto de vista de restauración estricta del existente. La fuerte presencia de unas medianeras mudas, sin calidad, obligaron a plantear una intervención más ambiciosa, con el objetivo de integrar el edificio de manera digna en el paisaje urbano próximo y dotar el edificio del carácter de representatividad que se exigía para el nuevo uso, y siempre de forma coherente con sus valores patrimoniales. Se acaba de vestir el edificio por el exterior para dotarlo de las prestaciones adecuadas de impermeabilidad y aislamiento, proteger las medianeras y responder al paisaje del barrio, donde muchas curtidurías conservan aún su revestimiento. Asimismo se resuelve la posibilidad de plantear una ocupación interior por fases. Se devuelve a las fachadas su estado original: se recuperan las dimensiones y el ritmo de vacíos y llenos, se colocan nuevas carpinterías y celosías de madera. Se apuesta por un doble cromatismo, con los colores propios del barrio (ocre y mangra -rojo) que explican que el conjunto está formados por dos edificios.Por dentro, explicar tiempo y memoriaSe conserva los elementos constructivos preexistentes y el conjunto de paramentos tal y como se encontraron, con o sin revestimiento, convenientemente saneados. La historia de un edificio fabril como éste se expresa en su interior, donde la variedad de soluciones constructivas, simples y funcionales, la presencia de refuerzos y aperturas que resolvían las necesidades de cada momento, las heridas en los muros…explican su crecimiento y transformación a lo largo del tiempo. Y en este sentido, la intervención busca preservar esta memoria física, evitando enmascarar, rascar, pulir… La intervención sobre la estructura existente (techos, muros…) se plantea como una operación de mínimos, partiendo de la necesidad de aprovechar al máximo todos los elementos existentes, reforzándolos, si era necesario, con soluciones fáciles y económicas. Con este objetivo se estudia en detalle la respuesta y el funcionamiento de todos los elementos para buscar la solución más eficiente y óptima para cada uno de ellos. Los nuevos refuerzos se expresan de forma sincera, siendo la expresión de una fase más de la transformación funcional del edificio, de la misma manera que lo son los refuerzos preexistentes, que no se esconden ni disfrazan.Para el nuevo programa, superponer cajasSe respeta la configuración espacial de los edificios y no se desvirtúa la secuencia de espacios y ‘naves’ que los estructuran. Se evita partir o fusionar espacios, desconfigurar la estructura de muros y modificar la pendiente de los forjados propia de la tipología de curtiduría. Con el objetivo que el visitante entienda el crecimiento del edificio a partir del reconocimiento de sus trazas y configuración espacial. Para la colocación de los espacios servidores que requería el nuevo programa (despachos, servicios, instalaciones, etc.), elementos discordantes con los espacios existentes, y que podían desvirtuar sus calidades, se diseñan un conjunto de ‘cajas’ que se insertan en la estructura actual, sin tocarla ni fagocitarla. Estas cajas de madera, reproducen el sistema constructivo de los antiguos tendederos que colonizaban el interior del edificio, y permiten resolver los requisitos específicos a nivel de paramentos, instalaciones, etc. del programa servidor.Materiales modestos e instalaciones vistasEn la elección de materiales y sistemas constructivos se apuesta per soluciones simples y de fácil ejecución. Las paredes interiores se dejan como estaban y los pavimentos se plantean de hormigón, a imagen de cualquier espacio industrial. Para las cajas se apuesta por un sistema prefabricado de paneles, montado en seco, ejecutado con materiales de bajo coste, de fácil reciclabilidad. Las carpinterías se diseñan austeras, de la madera de pino ya presente y para las fachadas se apuesta por técnicas tradicionales mejoradas, a base de un revestimiento aislante a base de cal. El conjunto de instalaciones que discurren por el espacio histórico, se expresan vistas, de manera que aparecen como elementos superpuestos sobre las estructuras previas.

+ Info

Recomendados

banner-microd.jpgbanner.jpgRECOMENDADOS.jpgPruebamadre.jpgbanner-canal.jpgII Congreso redfundamentos.jpgbanner aarquitectura.jpg

Colaboran

Anuncio Cooperacion_nue.pngcasamerica-logo.pngLogo-CEDODAL.jpgLogo home RF Pladur concurso copia.jpglogoavintia.jpg- FUNDACION PECSA logo.jpg

Reconocimientos

premiocoam-14.jpgmencion-ixbiau-2.pngfinalista-fad2014-3.png
redfundamentos.com © 2020 Todos los derechos reservados · Aviso legal y Política de Privacidad
ediciones redfundamentos