banner_Hyflex1000x80.gif
redfundamentos.com

ARQUITECTURA Y UNIVERSIDAD. SINERGIAS EN IBEROAMÉRICA

redfundamentos reúne espacios vinculados al mundo de la arquitectura y la universidad en España e Iberoamérica · redfundamentos.com

Publicación asociada a las Escuelas de Arquitectura de España e Iberoamérica · ritafundamentos.com

Buscador de cursos, masters y formación de posgrado en España e Iberoamérica · cursosfundamentos.com

Selección de obras y noticias · blogfundamentos.com

Arquitectos y estudiantes debaten sobre temas académicos y profesionales · forofundamentos.com · PROXIMA APERTURA

Base de datos sobre autores, textos publicados e inéditos y tesis doctorales · archivofundamentos.com · PROXIMA APERTURA

Imagen

BLOG DE REDFUNDAMENTOS > Toda la información sobre obras destacadas en Iberoamérica

ÚLTIMAS OBRAS > Ver más

21/07/2016

Refugio autogestionado para un montañero

“Hace aproximadamente 10 años un aparejador amigo muy aficionado al montañismo nos enseñó una parcela de esbelta proporción y pendiente a favor de vistas y de orientación. Quería literalmente “hacerse” un refugio de fin de semana y de retiro en aquella parcela. Tenía tiempo, paciencia y poco dinero para el proyecto y la obra. Planteó un modelo de autogestión en el que iba a asumir el papel de delineante del proyecto, de aparejador, de contratista de obra, encargado y oficial. Dibujamos unos croquis de idea del refugio, que él inmediatamente aceptó como válidos. Se instaló un mes en nuestro estudio para ser el delineante del proyecto. Dibujó a mano el proyecto básico y de ejecución siguiendo nuestras indicaciones y con criterios constructivos comunes.Para autoconstruirse el refugio contó con la colaboración de amigos hechos después de muchos años de profesión: encofrador, cerrajero, carpintero, fontanero, electricista, etc. El proceso de autoconstrucción ha sido lento, de hecho todavía quedan por poner las puertas de los baños, los cercos interiores de las ventanas, los estores, gran parte de la urbanización, etc. Intuimos que la casa nunca dejará de estar “en construcción” permanente. Pensamos que es lo que la hace un proyecto especial para el estudio: es una obra viva que se cuece a fuego lento, sin prisas, ajena a las batallas que se plantean en cualquier obra convencional, donde varios agentes controlan el proceso. Aquí solo hay uno, el aparejador montañero que no tiene prisa, solo ganas y paciencia. Fotografía: © Miguel de GuzmánLas fotos delatan que no hay un estado fijo de las cosas en este proyecto. La contingencia se impone sobre cualquier previsión. Conviven en el interior de la vivienda un tablero sobre dos borriquetas (a modo de mesa de despacho) con un sillón orejero, dos maquetas del proyecto (también realizadas por nuestro “gestor”), unas baldas improvisadas o una mascota hecha con perfiles de acero. Fotografía: © Miguel de GuzmánTiene este proyecto cierto componente de aleatoriedad, de misterio quizá. No se sabe qué o quién guía los procesos de algo que no se sabe cuándo se dará por finalizado, si es que se acaba de “construir”. No hay “project managers”, ni “plannings” de obra. El sol, la lluvia, la nieve, el paso del tiempo marcan el devenir de este proyecto inacabable, y ya que el hormigón armado no requiere mantenimiento, su aspecto se irá mimetizando con el entorno conforme el tiempo avance. El musgo crecerá por los muros y las inclemencias del tiempo dejarán su huella. Fotografía: © Miguel de GuzmánEl refugio se plantea como un cofre de bajo mantenimiento y de difícil intrusión. Se accede al interior por una gran apertura que abre a un porche resguardado de la lluvia y del sol del mediodía en verano al que vuelcan el salón, la cocina y un cuarto polivalente. Esta apertura se cierra por una austera y eficaz persiana enrollable de acero galvanizado que queda oculta al abrirse. El resto de aperturas de fachada son estrechos huecos en el hormigón que cumplen la función de ventilar e iluminar las distintas estancias del refugio.” Olalquiaga ArquitectosFotografía: © Miguel de Guzmán

+ Info

14/07/2016

Casa en mercado. Sevilla

El proyecto surge de una situación de urgencia: una orden de ejecución municipal obliga a los nuevos propietarios de esta casa, de finales del siglo XIX, a intervenir en ella con inmediatez para reparar las patologías detectadas por la inspección técnica efectuada algunos años antes. La premura impuesta y la inversión medida condicionan el modo de intervención: deciden comenzar ellos mismos la obra, demuelen y desmontan a la vez que se hace el proyecto para ir conociendo paulatinamente lo que la casa pudiera ocultar. Retiran los falsos techos, particiones y revestimientos que velaban muros y forjados desde que en los años ochenta hubo un intento de convertir la vivienda en una especie de apartamento.Fotografía: © Fernando Alda En ese proceso en el que avanzan a ciegas, donde borrar es más necesario que dibujar y donde el proyecto se hace y deshace sucesivamente, van descubriendo poco a poco una casa latente que permanecía oculta, velada bajo el disfraz de tabiques, morteros y escayolas. Forjados de madera y muros marcados por huecos cegados con el tiempo relatan una construcción hecha a trazos a partir de una negociación continua con sus vecinos que habría de provocar el cambio continuo de su perfil a lo largo de los años. Sobre la marcha deciden retirar los forjados y vigas en peor estado, soldar dinteles y recuperar huecos que existieron en otro momento, cediendo superficie a cambio de ganar volumen, también optan por conservar aquellos elementos revelados que narran la historia de aquel lugar asumiendo que el tiempo también construye. Casi sin que ellos mismos se den cuenta, la casa va pareciéndose a lo que en principio debió ser: un lugar donde construcción y vacío se alternan en similar proporción.Fotografía: © Fernando AldaContinúan desvelando pacientemente, se diría que como arqueólogos más que como constructores, y el mal estado de los muros y dinteles de la planta a nivel de calle, donde existía un bar de mercado abandonado, obliga a intervenir en él; deciden entonces hacer muy poco, apenas recuperar el vacío de esa planta adintelando muros que dejen pasar el aire, una continuación del espacio de la calle que se mete dentro de la casa, como un pasaje, un zaguán o un adarve, como los vacíos que desdibujan el espacio común en la trama abigarrada y al tiempo porosa del centro de Sevilla. Ese lugar se convierte en el jardín de la casa, con la peculiaridad de que está debajo de esta, un sitio de pasos y encuentros como lo es la propia plaza tumultuosa del mercado de la calle Feria, es un espacio sin programa en el que pueden suceder todos los usos: el hijo de la pareja tarda 37 segundos en recorrerlo de un extremo a otro en su triciclo.Fotografía: © Fernando AldaEn algún momento de los dos años largos durante los que han ido revelando la casa oculta se unen a ellos Alejandro y Juan, dos albañiles amigos, se aceleran decisiones y se aplazan otras, hay cosas que ya quedarán así. El proyecto sin proyecto resulta ser como un texto continuado a partir de otro ya existente, donde ha habido que borrar párrafos que resultaban ilegibles por el paso del tiempo y donde se leyó pacientemente lo ya escrito para que nuevos renglones convivan con los anteriores. El texto sigue abierto y aún quedan capítulos por escribir.Fotografía: © Fernando Alda“Nacer en la calle Ancha de la Feria y encararse con la humanidad que hierve en ella apenas se ha cansado uno de andar a gatas y se ha levantado de manos para afrontar la vida a pecho descubierto, es una empresa heroica, que imprime carácter y tiene una importancia extraordinaria para el resto de la vida, porque súbitamente la calle ha dado al neófito una síntesis perfecta del Universo. Son esas calles que milagrosamente llevan siglos de vida intensa, sin que el volumen de su pasado las haya envejecido; son viejas y no lo parecen; sin que se les haya olvidado nada, viven una vida actual febril y auténtica, vibrando con la inquietud de todas las horas; en cada generación se renuevan de manera invisible y naturalísima.”Manuel Chaves Nogales, Un niño en una calle de Sevilla, en Juan Belmonte, matador de toros, 1970.

+ Info

ÚLTIMAS NOTICIAS > Ver más

26/07/2016

III Edición Workshop Fast Wood Festival

El Fast Wood Festival es un workshop enfocado a estudiantes de arquitectura y recién titulados para completar la formación a través de la práctica y el trabajo con madera.Durante una semana se organizarán talleres de construcción de madera, donde se llevará a cabo un proyecto grande (ganador de un concurso previo) y un proyecto pequeño (mobiliario de madera). Durante el tiempo libre se realizarán actividades lúdicas como bodypainting, transfer, o música en directo.Fecha del Workshop: del 3 al 10 de agosto.Alojamiento: en habitaciones de 4 a 6 personas con baño propio o, si se prefiere, en tienda de campaña dentro del recinto.Toda la información acerca de tarifas, calendario, etc; la podéis encontrar en los siguientes enlaces:www.fastwoodfestival.comhttps://issuu.com/fastwoodfestival4/docs/dossier_2016https://youtu.be/cHLTP4tfkoM

+ Info

19/07/2016

Concurso ARQADIA América

Arqadia América es un programa de selección y promoción de las nuevas generaciones de estudiantes, arquitectos y diseñadores del continente americano, organizado por la red social profesional ARQA y todas las Asociaciones y Colegios de Arquitectos miembros de la FPAA, Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitecto.Su objetivo es seleccionar y catalogar las nuevas realizaciones de los estudiantes y jóvenes arquitectos y diseñadores de todo el continente. Se seleccionarán veinte realizaciones en cada una de las cinco disciplinas de la convocatoria: Arquitectura, Diseño Industrial, Indumentaria y Textil, Diseño Gráfico e Interiorismo. Las cien obras seleccionadas en cada país se compilarán en una publicación y participarán en el XXV Congreso Panamericano de Arquitectos que se llevará a cabo del 23 al 27 de noviembre de 2016 en Asunción, Paraguay.Podrán participar tanto estudiantes como profesionales mayores de 21 años y hasta 35 años inclusive, que cumplan al menos una de las siguientes condiciones:- Residir en alguna de las 32 Secciones Nacionales de la FPAA.- En el caso de profesionales, haberse graduado en universidades o instituciones terciarias de los países que conforman las 32 Secciones Nacionales de la FPAA. - En el caso de estudiantes, estar cursando sus estudios en universidades o instituciones terciarias de los países que conforman las 32 Secciones Nacionales de la FPAA.- En el caso de equipos, al menos uno de sus miembros deberá cumplir con dichos requisitos.Fecha límite para envío de propuestas: 1 agosto 2016Para más información puedes consultar la página web: http://arqadia.org/

+ Info

Recomendados

banner-canal.jpgbanner-microd.jpg

Colaboran

Logo-CEDODAL.jpgcasamerica-logo.png

Reconocimientos

finalista-fad2014-3.pngpremiocoam-14.jpgmencion-ixbiau-2.png
redfundamentos.com © 2016 Todos los derechos reservados · Aviso legal y Política de Privacidad
ediciones redfundamentos